El café verde es uno de los menos conocidos dentro del mundo cafetero. Son muchas las incógnitas que surgen acerca de su origen y, sobre todo, de sus propiedades. ¿Es saludable? ¿Sirve para adelgazar o es simplemente una leyenda urbana? Son las preguntas más frecuentes que se hacen aquellos que se plantean consumirlo.

 

¿Qué es el café verde y para qué sirve?

 

Al contrario que el resto de cafés, la diferencia de este café radica en que no ha sido tostado. Es decir, es una variedad cuyo grano está verde por no haber pasado el proceso de tueste y, por tanto, mantiene su estado natural.

El hecho de no experimentar este proceso intensifica su aroma y amarga un tanto su sabor, de forma que el cafe verde se diferencia del resto de cafés preparados a base de grano negro.

 

Propiedades del café verde y beneficios

El beneficio más importante y por el que este tipo de café ha crecido en demanda es su capacidad de reducir la sensación de hambre y su efecto termogénico, que provoca la quema de grasa más rápidamente y evita que se almacenen en el organismo. Algunos estudios también indican que este café baja los niveles de azúcar en sangre, por lo que puede ser beneficioso para personas con diabetes. Eso sí, los expertos advierten de que no es recomendable abusar de este café solo para intentar adelgazar. Este café también ejerce un efecto drenante, así como acumula propiedades lipolíticas.

 

Algunos expertos apuntan a que el consumo de café verde retrasa el envejecimiento. Otra utilidad de este café es que evita la retención de líquidos. Algunos estudios determinan que las propiedades desintoxicadoras del café verde tienden a reducir la presión arterial, por lo que es ideal para hipertensos. Es decir, el café verde posee varios beneficios que se deben a su estado natural, exento de procesos tras la recogida del grano.

 

¿Cómo tomar el café verde?

Puedes prepararlo como una infusión, hirviendo en agua los granos unos diez minutos. También puedes moler esos granos o comprar el café verde molido y, entonces, dejarlo hervir durante cinco minutos. Ten en cuenta que tendrás que tener un buen molino de muelas para moler el grano, o en su defecto un robot de cocina, ya que son granos extremadamente más duros que el grano habitual.

 

Selecciona tu moneda
CLP Peso chileno
PEN Sol
0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito esta vacíoVolver a la tienda