Un buen café no solo depende de utilizar una buena materia prima para su elaboración, sino también de su correcta preparación y conservación. 

Descubre cómo conservar tu café adecuadamente.

  • Guardarlo a  temperatura correcta: El calor es uno de los grandes enemigos del café, ya que las altas temperaturas inciden en su oxidación y por ende, en la pérdida de aroma y sabor. Conservarlo en un lugar fresco y seco.

Evité colocarlo cerca de aparatos como vitrocerámicas, tostadoras, hornos, microondas, etc. 

  • Mantener el empaque cerrado

La pérdida de aroma del café ocurre por su oxidación. Este es un proceso químico que ocurre cuando las proteínas del café entran en contacto con el oxígeno. Por ello, al eliminar o reducir el aire, se detiene este proceso o al menos se retrasa.

Por esta razón, para conservar el café es necesario asegurarse de que este tenga el menor contacto posible con el aire. Para ello se debe sellar bien la bolsa una vez que se use el café o utilizar botes herméticos especiales.

  • Moler el café cuando se va a preparar

El café suele perder sus propiedades de forma más rápida una vez que se ha molido. Otra forma de conservar el café, es moliéndolo justo cuando se vaya a preparar. Puedes comprar café en granos enteros y utilizar un molinillo para moler lo que necesites.

  • Comprar un producto de la mejor calidad

De nada le servirán estos consejos para conservar el café si no compra un producto de calidad. Asegúrese de elegir un café puro de gran sabor y aroma

Selecciona tu moneda
CLP Peso chileno
PEN Sol
0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito esta vacíoVolver a la tienda